Categorías del blog
Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

Cómo prevenir y tratar las escaras

Publicado en3 Años hace por 1420
Favorito0

En muchas ocasiones, no podemos evitar que las personas mayores permanezcan encamadas. Es un duro trance que podemos sobrellevar de la mejor forma posible y, sobre todo, con los cuidados esenciales para prevenir y tratar las escaras que estas personas puedan generar.

En muchas ocasiones, no podemos evitar que las personas mayores permanezcan encamadas. Es un duro trance que podemos sobrellevar de la mejor forma posible y, sobre todo, con los cuidados esenciales para prevenir y tratar las escaras que estas personas puedan generar.

Las escaras o úlceras por presión son heridas que se forman en zonas diversas del cuerpo tras largos períodos de encamamiento. También influye el hecho de ser una persona de edad avanzada, no estar lo suficientemente hidratado o tener una enfermedad que debilite sus defensas.

¿Cómo aparecen las escaras?

Es en este contexto de encamamiento cuando aparecen las escaras. Pero surgen por la presión de los huesos contra la cama, ya que existe una capa de piel fina en torno a los huesos que se queda sin riego sanguíneo por esta presión. Al faltar el corriente sanguíneo se genera entonces una necrosis que da como resultado la escara.

¿Cómo prevenir y tratar las escaras?

Las escaras se pueden prevenir si se llevan a cabo una serie de recomendaciones que tiene que tener en cuenta tanto el enfermo como el enfermero o la persona encargada de sus cuidados.

En primer lugar, una buena rutina para evitar la aparición de estas molestias es la siguiente:

  • Cambiar de postura. Generalmente, cada 2 horas es recomendable cambiar la posición del paciente encamado, para que así la sangre circule. Se le puede poner de lado con una almohada de respaldo y así variar la postura boca arriba.
  • Reducir la presión. Especialmente en articulaciones o zonas óseas, ahí pondremos cojines para aliviar la presión.
  • Evitar la humedad. Muchas veces, por la incontinencia urinaria de los pacientes, puede haber problemas de maceraciones del cuerpo y surgimiento de escaras. Vigilar esta humedad manteniendo la piel seca es fundamental.
  • Colchón antiescaras. Otra forma de evitar el desarrollo de escaras es con un mobiliario adecuado, como puede ser el uso de un colchón antiescaras para facilitar el riego sanguíneo del paciente.
  • Hidratación interna y externa. Tanto a nivel interno haciéndole beber mucha agua y fruta así como a nivel externo manteniendo la piel hidratada con cremas y productos especializados.
  • Evitar que talones, codos y rodillas rocen la cama. Son puntos muy susceptibles de padecer escaras, por lo que la hidratación en esas zonas debe ser prioritaria. Además, se deben poner almohadones o cojines para que no se rocen entre sí y ni con la cama.

En caso de que ya existan escaras en el paciente, lo que se debe hacer es realizar cambios posturales y aliviar la presión con parches hidrocoloides. Si la piel tiene una herida producida por la escara, entonces un especialista médico o enfermero debe proceder con un tratamiento específico y una serie de curas.

También deberá valorar si recortar la herida, administrar antibióticos y estimular el riego sanguíneo para evitar que la necrosis se expanda.

Etiqueta: esceras
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Compartir

Código QR

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse