Categorías del blog
Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

Tipos de muletas

Publicado en2 Meses hace por 111
Favorito0
Existen otros tipos de muletas, todas ellas con una misma finalidad, la de proporcionar una ayuda para la movilidad de las personas que necesitan ocasionalmente para caminar pero una de las dos piernas está dañada.

Cuando nos encontramos con la necesidad de adquirir unas muletas, siempre nos viene a la mente un mismo modelo, esta muleta que estás pensando es llamada bastón inglés. 

Existen otros tipos de muletas, todas ellas con una misma finalidad, la de proporcionar una ayuda para la movilidad de las personas que necesitan ocasionalmente para caminar pero una de las dos piernas está dañada.

No obstante, muchos usuarios las utilizan permanentemente debido a una problematica persistente, ya sea a causa de la amputación de una de las extremidades inferiores, por cuestiones de la edad, etc.

También hay personas que las usan de manera permanente, ya sea por un trastorno moderado de equilibrio debido a su avanzada edad o por amputación en los miembros inferiores del cuerpo.

¿Qué muleta necesito?

Lo primero que debes tener en cuenta para comprar unas muletas es la causa, el motivo por el cual son necesarias, ya sea por una lesión, una cirugía, un esguince o por la pérdida de la estabilidad y equilibrio.

Cuando existe una lesión o hay una recuperación después de una operación, se suele optar por una muleta clásica, ya que su uso es ocasional y no permanente. Su estructura es mucho más sencilla, así como los materiales con los que está hecha.

Si por el contrario, su uso va a ser permanente o durante un largo período de tiempo, es mejor optar por unas muletas más ergonómicas

Los tres tipos de muleta más utilzadas son el bastón inglés o muleta canadiense, las muletas de amortiguación, el bastón cuadrípode y las muletas con plataforma. Veámos qué las diferencia entre ellas.

La muleta canadiense o bastón inglés. Fabricadas en aluminio y empuñadura y doera de polipropileno, resultan muy ligeras de llevar, pues tan solo pesan unos 500g. La caña es ajultable a la altura y va desde los 150cm a los 190cm, no obstante, tan solo aguanta 125kg de carga.

Como hemos dicho anteriormente, este tipo de muleta es la más común y es la que se recomienda para la recuperación de cualquier tipo de lesión temporal en las extremidades inferiores.

La particularidad de las muletas con amortiguación es que tienen un sistema de amortiguación que reduce el impacto que realiza la muleta cuando caminamos. Dispone de 12 posiciones para regular la altura, su estructura es de aluminio y a su vez, también tiene una empuñadura de goma para evitar la aparición de lesiones en la muñeca.

Por su lado, el uso del bastón cuatrípode o muleta de cuatro patas es frecuente en personas con avanzada edad, pues su propósito principal es la reducción del riesgo de caídas y resbalones, proporcionando así un extra de estabilidad y equilibrio a la persona que lo está utilizando. Es algo más pesada que el resto de muletas (1,2kg) y va desde los 75cm de altura hasta los 180cm. 

El último tipo de muleta que encontramos son las de cuentan con un sistema de apoyo en el brazo y lo coloca a 90º, mejorando así la postura corporal y disminuyendo la aparición de otras lesiones derivadas del uso prolongado de las muletas. La muleta con plataforma es muy ergonómica y es indicada para personas que padecen artritis rumatoide, amputaciones parciales u otro tipo de lesión que limite la movilidad. Este modelo también lo eligen los usuarios que deben utilizar una muleta en su día a día y de manera indefinida.

¿Ya sabes qué muelta necesitas? No dudes en consultarnos cualquier duda que tengas y te ayudaremos a escoger la mejor muleta para ti.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Compartir

Código QR

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse